Monday, June 12, 2006

Un año después: Una mirada al “éxito” de la Desconexión / A Year Later: Looking at the Disengagement’s “Success”

בס״ד




Ajá, el verano ya llegó y el primer aniversario de la desconexión está a la vuelta de la esquina. Por supuesto, Mar Árik está ahora en estado vegetativo, y es incapaz de decirnos que estaba en su mente… Y ese gólem de partido político que nos dejó acá está aun en el poder, en virtud a la inercia de su agigantada leyenda, aunque perdiendo ya la viada.

Recordad a los héroes judíos que se rehusaron a abandonar sus hogares bajo la amenaza de que el pedazo de terreno judío en el que habitaban fuese entregado a nuestros acérrimos enemigos – quienes, sucede, han tomado el nombre de aquel enemigo que otrora robó esa misma esquina de Eretz Israel, desplazando a la tribu de Dan. No es de sorprenderse, lo valientes gushkatifniks siguen sin casa, tan lastimosamente echados a maabarot, campamentos de carpas, que Israel suponía abolidos hace ya unos cincuenta años.

Hamás ganó las elecciones árabes con un truco electoral fantástico: una victoria sobre el poderío israelí por medio del desgaste. Para el árabe común y corriente en Gaza, los kasam caseros derrotaron al poderío de Israel, como la legendaria gota de agua que llega a perforar la roca más dura. Y ahora en el poder, con el apoyo expreso de Hizbalá y del gobierno de Irán, misiles mejores de más grandes están en construcción con suficientes capacidades balísticas para alcanzar Tel Aviv.

Mientras estas líneas están siendo escritas, miríadas de kasams están siendo disparados. Ya no apuntan más a Nevé Dekalim, sino a Ashkelón y Sderot. La pretendida hudna de Hamás se acabó. Para el pesar de ellos, no les duró lo suficiente como para armarse mejor. Con todo, la frontera (¿?) abierta con Egipto es una carretera abierta al tráfico de armas. No teniendo ya tropas oficialmente allí, Israel no tiene voz ni voto sobre lo que transcurre en la ruta entre Rafíaj y El Arish.

En la Samaria Norte, por el otro lado, los árabes ya se han asentado donde antes vivían judíos. Tienen el apetito abierto, y esperan ahora continuar con la Liberación del Falastín.

Ciertamente para nada ayuda el que Ehud Olmert, el matón de Amona, sigue remunerando la violencia árabe pasada y presente con más concesiones territoriales, con millares de judíos siendo arrojados de sus hogares, con nuevas amonas y nuevas maabarot, y con un “acuerdo final” unilateral que el que los árabes no necesitan ni siquiera hacer un gesto de aceptar.

Y así, a medida que pasan los días del verano, y el ayudo de Tishá BeAv se acerca, nos preparamos a conmemorar los muchos desastres, las muchas tragedias y calamidades de nuestra historia. Acabamos apenas de agregar kinot – lamentaciones – por la Desconexión del año pasado, y ya vamos corriendo por más papel para sumarle futuras composiciones por los aluviones de kasams, la Convergencia que aun ha de venir, y sabe Di-s que más.


.


.


.


.
















































Yeah, summer is here and the Disengagement’s first anniversary is around the corner. Of course, Mar Arik is now in a vegetative state, unable to tell us what was in his mind… And that Golem of a political party he left behind is still in power in virtue of the inertia of his larger-than-life legend, albeit losing its momentum.

Remember the heroic Jews who refused to leave their homes under the threat of having the piece of Jewish soil in which they dwelt turned over to our sworn enemies – who happen to have taken the name of the enemy who once stole the same corner of Eretz Yisrael, displacing the Tribe of Dan. Not surprisingly, the brave Gush-katifniks are still homeless, pitifully thrown in ma’abarot, tent-camps, which Israel was supposed to have all but abolished some fifty years ago.

Hamas won the Arab elections with an extraordinary electoral stunt: a victory over Israel’s power by means of attrition. To the average Arab man in Gaza’s street, Hamas’ moonshine Qassams defeated Israel’s might, like the proverbial water drop ends up making a whole on the hardest rock. And now in power, with the expressed backing of Hizballah and the Iranian government, better and bigger missiles are being built, with sufficient ballistic capabilities to reach Tel Aviv.

As these lines are being written, myriads of Qassams are being shot. They’re no longer aimed to Neve Dekalim, but to Ashkelon and Sderot instead. Hamas’ fancied hudna is over. To their detriment, it did not last long enough to give them a chance to better arm themselves. Still, the open border (?) with Egypt is an open highway for the trade of weapons. No-longer having troops officially there, Israel does not have a say on what comes and what goes through the Rafiah-El Arish route.

On the Northern Shomron, on the other hand, Arabs have now all but settled on the soil once dwelt by Jews. Their appetite is open, and they look forward to continue with the liberation of Falastin.

It certainly doesn’t help at all that Ehud Olmert, the Big Bully of Amona, is still talking of rewarding all past-and-present Arab violence with more territorial concessions, with thousands more Jews being thrown out of their homes, with new Amonas and new ma’abarot, and a unilateral “final agreement” for which no Arab needs to even gesture a pretended acceptance.

And so, as the summer days pass by, and the fast of Tisha BeAv becomes closer, we prepare to remember the many disasters, tragedies and calamities of our history. No sooner have we added kinot – lamentations – for last year’s Disengagement, we are running to get more paper to add a future composition for the Qassams showers, for the Convergence yet-to-come, and G-d-knows-what-else.

! אב הרחמן רחם עלינו

5 comments:

he who is known as sefton said...

Just to let you know, I'm visiting your blogsite via a link in the "Hear, O Israel" blogsite, wherein one find a hyperlink to mine under the "Alexander Stella's Musings" rubric . . .

After perusing your text, I get the impression you'd be interested in reading the last few items in my "second sefton potporri . . .", which is located a little ways below the spot, brought up by clicking on the above "battle banner" hyperlink . . .

toodles
..../
.he who is known as sefton

nanc said...

excellent lead-in music and text. i found your site at madzionist - he is a very good friend in the www.

Mad Zionist said...

Great site, Rafael. I've got you linked up!

-MZ

Rafael V. Rabinovich said...

Thank you all for your feedback.

For further reading on the consequences of the Disengagement, please check out:

http://www.lmaantzion.org/source%20files/Since%20Disengagement%202005....pdf">http://www.lmaantzion.org/source%20files/Since%20Disengagement%202005....pdf

Daniel de Tzfat said...

Muy estimado Rafael, me agradaría , si lo permites, expresar mi propio punto de vista sobre este tema.
Mucho henos hablado e incluso discutido amistosamente sobre esto. Mas, continuo persuadido que la desconexión de Gaza en si misma no fue un factor desfavorable y enumero los puntos negativos y positivos, comenzando por estos últimos, a saber:

Positivos

* Arik Sharon tenía un plan que estaba diagramado años antes de ejecutarse y solo el podía hacerlo con solvencia.
* Arik Sharon tenía un dominio casi total sobre la política de Israel y su entorno.
* Arik tenía la mas que suficiente experiencia militar para evaluar justamente los riesgos y saber como contrarrestarlos.
* Arik y solo Arik era capaz de pilotar esa nave caótica que es la política israelí y sus concomitancias en medio oriente.
* Arik, y aquí termino de nombrarlo, era un Maestro en la praxis de la Teoría de los Juegos aplicada a la política, aunque mas no fuera de manera empírica pero con una eficacia devastadora. ( ver los aportes de John Nash sobre el tema)

* La imagen externa de Israel se vio fuertemente respaldada gracias a su maniobra, que, por otra parte, solo el sabía como proseguir y terminar. Nadie mas. ni sus hijos, nadie.

Negativos

* El que solo un líder supiera a ciencia cierta y tuviera la facultad de manejar el plan de principio a fin era un peligro terrible y estamos pagando las consecuencias.
* Se prejuzga la desconexión sin tomar en cuenta la incapacidad manifiesta de los sucesores en el poder.
* Casi todos los errores y omisiones (la falta de apoyo a las familias evacuadas y otros) se deben a la incapacidad y corrupción de los actuales actores políticos.
* El incremento de ataques con kassam desde Gaza no se deben necesariamente a la desconexión si no a la falta de una cabeza de gobierno verdaderamente capaz y sionista.

Hay mucho mas obviamente, pero a grandes rasgos eso es lo que percibo como israelí.

Un saludo fraterno y muy buenos tus videos ;)