Monday, November 26, 2007

First Draft Declaration of the Jewish People / Primer Borrador de la Declaracion del Pueblo Judío





בס״ד


To the Nations of The World

A las naciones del mundo

We, the Jewish people, both in Eretz Yisrael and in the various places of our exile, hereby declare:

Nosotros, el Pueblo Judío, tanto en Eretz Israel como en los varios rincones de nuestro exilio, por lo presente declaramos:


1. That the Jewish People are the sole heirs to the Land of Israel, from the Jordan River to the Mediterranean Sea;

1. Que el Pueblo Judío es el único heredero de la Tierra de Israel, desde el Río Jordán hasta el Mar Mediterráneo;

2. That all the Jewish people, each and every Jew, and only the Jews, have the right to return to the Land of Israel;

2. Que todo el Pueblo Judío, todos y cada uno de los judíos, y solo los judíos, tienen el derecho a regresar a la Tierra de Israel;

3. That the Jewish People have the right and duty to settle the Land of Israel in its entirety, to work the land, to build industry on it, and to do so respecting its holiness as the Torah commands;

3. Que el Pueblo Judío tiene el deber y el derecho a asentarse en toda la Tierra de Israel, a trabajar la tierra, a construir industria en ella, y a hacer esto respetando su santidad según comanda la Torá;


4. That any individual Jew, even with the claim of representing the Jewish people, the people and/or government of Israel, or any representative or ruling authority; has no right to give away the collective right of the Jewish people over the Land of Israel;



4. Que cualquier individuo judío, incluso bajo la pretensión de representar al pueblo judío, al pueblo y/o gobierno de Israel, o a cualquier autoridad gobernante o representativa, no posee derecho a rendir el derecho colectivo de todo el Pueblo Judío sobre la Tierra de Israel;

5. That we will not accept any declaration, agreement, legislation, court ruling or decree that contradicts our right to the Land of Israel. This includes any instance where our right is only partially recognized, or where another people or entity alien to our people is said to share rights over the Land of Israel;

5. Que no vamos a aceptar ninguna declaración, acuerdo, legislación, fallo de corte, o decreto que contradiga nuestro derecho a la Tierra de Israel. Esto Incluye cualquier instancia el la que nuestro derecho es solamente reconocido parcialmente, o en la que otro pueblo o entidad ajena a nuestro pueblo comparta susodicho derecho;


6. That the name of our land is the Land of Israel, ארץ ישראל, and that we do not recognize the sovereign validity of any name imposed by foreign conquerors, or any people called after such imposed name;

6. Que el nombre de nuestra tierra es la Tierra de Israel, ארץ ישראל,y que no reconocemos la validez soberana de ningún nombre impuesto por conquistadores extranjeros, o de cualquier pueblo llamado con el nombre de tal impostura;

7. That the capital of the Land of Israel is the entire city of Jerusalem, and that this is an unconditional truth not subject to debate or negotiation. No other people or entity of any sort has sovereign rights over that city, and even the collection of all the nations of the world has no such right;

7. Que la capital de la Tierra de Israel es Jerusalén, y que esto constituye una verdad incondicional que no está sujeta al debate o a la negociación. Ningún otro pueblo o entidad de cualquier tipo tiene derecho soberano sobre esa ciudad, e incluso la colección de todas las naciones carece de tal derecho;

8. That the Temple Mount is our most Holy place, and that no one has the right to violate its holiness and physical integrity. The remains of the First and Second Temple shall not be touched unless it is for the specific purpose of building the Third Temple;

8. Que el Monte del Templo es nuestro lugar más santo, y que nadie tiene el derecho a violar su santidad y su integridad física. Los restos del Primer y del Segundo Templo no han de ser tocados a menos que sea por el propósito específico de la construcción del Tercer Templo;

9. That the State of Israel has the duty to keep the Land of Israel on Jewish hands, and any violation of this duty is to us of no validity. We do not recognize any territorial concession, and no peace may come from such thing.

9. Que el Estado de Israel tiene el deber de mantener la Tierra de Israel en manos judías, y cualquier falta a este deber para nosotros carece de validez. No reconocemos ninguna concesión territorial, y ninguna paz resultaría de tal cosa.


Please comment on the above declaration. Your input is most appreciated to make this a serious and broadly accepted document.


Por favor comenten sobre la declaración de arriba. El aporte de ustedes será muy apreciado, y ayudará a hacer de esto un documento serio y de amplia aceptación.

13 comments:

Anonymous said...

Buenos días, me gustaría saber quién o quienes escriben comenzando con:
"Nosotros, el Pueblo Judío, tanto en Eretz Israel como en los varios rincones de nuestro exilio, por lo presente declaramos:..."

Gracias por adelantado,

Una lectora.

Rafael V. Rabinovich said...

Perdón. Por descuido omití el párrafo introductorio. Se trata de un borrador, y lo estoy poniendo acá y en varios foros públicos y cadenas de correo electrónico para recibir respuestas y opiniones. Esto es una iniciativa en respuesta a la desastrosa participación del régimen de Ehud Olmert en la conferencia de “paz” de Anápolis.

La idea es crear una respuesta de bases populares. Lo mío es un borrador, pues a diferencia de los políticos y la elite gobernante en Israel, yo no asumo representar al pueblo sin siquiera consultar.

Esta es la primera vez que pongo el texto en castellano. La versión en inglés ya ha estado circulando por unos tres días, y he recibido cerca de 150 respuestas, todas positivas, con gestos de aprobación y sugerencias.

Invito a todos los lectores judíos a participar, a informarse, y a opinar. Tengo por intención el evitar ligar la presente declaración a cualquier organización política, y mantenerla exclusivamente como iniciativa popular e independiente.

Andrés said...

Yo estoy completamente de acuerdo con esta declaración. Siento que me representa como judío. Estoy 100% de acuerdo.

mordechai said...

Shalom, Rafael. A freilichen Chanukah.

I'd like to write to you regarding your comments on another blog. To what address can I do so?

Marie Devine said...

There is a slight difference in understanding that makes a big difference. According to scripture, and references, it is the people of God, that truly follow the word of God as it is written, that will inherit the Holy Land.

There was a mixed multitude that came out of Egypt with the seed of Israel. Multitudes of the seed of Israel were destroyed in the desert for refusing to follow God's word.

The land is promised to the seed of Abraham and that includes very many. All that follow Abraham in faith in God's word will inherit, because then, we will be one.

The main message of the Qur'an is to follow the whole Bible. Now there is a unifying message; it is the same as Messiah Jesus. He is not the Christian Jesus, but the Jewish obedient to the Law and Prophets. Deliverance comes only to those who receive Messiah, because he was the "only name given under heaven, whereby we can be saved" The reason, because God said so and the blood he shed on Calvery was the father's blood from a virgin birth. "The Lord will supply Himself a lamb." Abraham told Isaac. God's blood through Jesus is the only acceptable sacrafice according to God's word. see also Deut. 18.

Marie Devine, marie-devine@divine-way.com

Rafael V. Rabinovich said...

Dear Marie,

The mere association of Yeshu with mashiach is, by definition, a Christian axiom, not a Jewish one.

Now, if certainly the Land of Israel is intimately associated with, and dependent on, the Jewish people’s fulfillment of the Mitzvot of the Torah, retaining it in Jewish hands and not giving it unto gentile hands is, in and of itself, a Torah ordinance.

It is correct to affirm that the confusion and even betrayal of the current political leadership find its origin on the Mixed Multitudes. It is therefore a duty for every Jew to cleanse our hearts and minds from such grim dominance. The present Declaration has as a goal to fight darkness with light, and give a way for the Jewish masses to express a voice that the forces of darkness are so stubborn in trying to silence.

Now, while followers of both, Yeshu the Notzi and Muhammad the Ishamelite, share the concept of on G-d, their path is incomplete without the understanding and fulfillment of the Noahide pact. I strongly urge you to learn about the Seven Laws of the Noahide Covenant, and to hearken to their teaching.

Bar Kochba said...

Rafael, I would like to add this declaration to my blog to help propagate it.
Shavuah Tov!

BuenaPrensa said...

YO SOY SIONISTA PERO ESA DECLARACIÓN NO LA FIRMO NI LA DIFUNDO. ME OPONGO.

El artículo 1 va en contra del principio de "Dos Estados para Dos Pueblos". Del mismo modo va el artículo 2. Muchos sionistas (la mayoría) estamos a favor de una solución de Dos Estados para Dos Pueblos.

El artículo 3 tampoco respeta el principio de "Dos Estados para Dos Pueblos", y además hace alocución de la Torá. Como judío laico que soy, preferiría tener a la Torá como una de las tantas referencias de la cultura y tradiciones judías. No como una guía de santidad que haya que respetar

El artículo 4 y 5 me hacen acordar al artículo 11 de la Carta Orgánica de Hamás, que dice: "El Movimiento de Resistencia Islámica considera que la tierra de Palestina es un Waqf islámico consagrado a las futuras generaciones musulmanas hasta el Día del Juicio. Ni ella, ni ninguna parte de ella, se puede dilapidar; ni a ella, ni a ninguna parte de ella, se puede renunciar. Ni un solo país árabe ni todos los países árabes, ni ningún rey o presidente, ni todos los reyes y presidentes, ni ninguna organización ni todas ellas, sean palestinas o árabes, tienen derecho a hacerlo. Palestina es un territorio Waqf islámico consagrado a las generaciones musulmanas hasta el Día del Juicio. Siendo esto así, ¿quién podría arrogarse el derecho de representar a las generaciones musulmanas hasta el Día del Juicio?"
Disculpame, pero no. La tierra no es más importante que las personas, y aunque yo no estoy de acuerdo con como se viene haciendo hasta ahora, no me gusta Olmert, etc., en algún momento se va a tener que hacer algún acuerdo de paz que implique concesiones territoriales.

Sobre el artículo 6, yo prefiero el nombre "Medinat Israel". La diferencia es bastante obvia, aunque este artículo es algo totalmente secundario e inocente, dado el fundamentalismo del resto de los artículos.

Sobre el artículo 7, es obvio que Jerusalem va a ser la capital del Pueblo Judío y del Estado de Israel. Pero eso no quita que no sea una ciudad muy importante para las otras dos religiones monoteístas como el Cristianismo y el Islam. Y aunque nos pese, para los arabes-palestinos Jerusalem es importante. No me molestaría que sea también la capital de su Estado Palestino.

El artículo 8 es delirante. Hasta plantea la construcción del Tercer Templo! Esos planteos vienen unicamente de unos pocos fundamentalistas ortodoxos-judíos que ni siquiera reconocen al Estado de Israel, pero quieren que se reconstruya el Templo. Delirantes totales. Donde estaba el Templo hoy en día está la Mezqutia de Al-Aksa y la Mezquita de Omar. Y esas mezquitas no se tocan! Fin de la discusión.

Y el artículo 9, nuevamente, habla de un dogmatismo y una falta de pragmatismo infinita. ¿Donde quedó la solución de Dos Estados para Dos Pueblos? Teodoro Hertzl se debe estar revolcando en su tumba. En la ultima parte de "Der Judenstaat" (El Estado de los Judíos) habla de que Israel no debe estar basado en la religión, no debe ser una teocracia. Esta declaración en el artículo 3 dice una cosa muy distinta. Y en todo el libro, Hertzl habla de la necesidad de la concentración territorial de los judíos. No de tener tales o cuales fronteras. Eso ya es fetiche.

Por último, pero no por eso menos importante. el pueblo judío" ya tiene sus organizaciones... no creo que Rafael Rabinovich represente a nadie más que a él mismo. Distribuir un panfleto fundamentalista en nombre de "el pueblo judío" es asociar al Sionismo con el fundamentalismo del cual vos, Rafael, sos exponente. Es ensuciar al sionismo. Es que una minoría dentro del movimiento sionista se adueñe en forma inapropiada de un movimiento colectivo que los excede y que sólo integran como minoría.

Acá te va un link de la OSM sobre el funcionamiento de las instituciones judeo-sionistas, y el porque sacar declaraciones aisladas de tipos que no representan a nadie ni a nada es totalmente perjudicial.

Funcionamiento de la OSM y el Programa de Jerusalem 2004

Saludos cordiales, y espero que publiques mi comentario.

Jazak ve'ematz
Buena Prensa, Buen Mundo!

Rafael V. Rabinovich said...

Don “Buena Prensa”, shavua tov. Dado que tu objeción es larga, vamos por partes:

1. En efecto, la declaración va completamente en contra de la falacia de “dos estados para dos pueblos”. No pido disculpas por eso, y es totalmente intencional. La tierra de Israel le pertenece exclusivamente al pueblo judío, y el peligro de la imposición de una entidad árabe soberana es terrible. Ya he hecho referencia a esto repetidas veces, y sin ir muy lejos puedes encontrar el artículo “En la encrucijada de nuestra supervivencia” en donde dejo claro la imperativa vital de prevenir la creación de tal entidad soberana.

2. Acabamos de celebrar Januca, cuyo mensaje debería ser claro. Los helenistas contra los que los macabeos lucharon no se oponían a la Torá como asunto cultural, o como materia literaria. Pero la Torá, que literalmente quiere decir “enseñanza” y “guía” (מהלשוןהוראה), les era repugnante precisamente por ser entendida en su significado real.
No hay motivo para caer en un nuevo helenismo y dejar a la Torá nuevamente al margen de la identidad judía. Sin la Torá desapareceríamos como judíos. Si los macabeos hubieran perdido, hoy ciertamente ni tu ni yo estaríamos acá para sostener esta discusión.

3. El respeto al Monte del Templo es una condición Sin e qua Non. Los musulmanes construyeron allí las mezquitas para forzar su visión imperialista de que el Islam había reemplazado al judaísmo, y hoy en día los musulmanes del Waqf no tienen el más mínimo respeto por el significado del lugar para el Pueblo Judío, y repetidamente han dañado irreparablemente restos subterráneos del primer y segundo templo. Como puedes permanecer tranquilo frente a eso es algo fuera de mi comprensión.

4. La reconstrucción del Templo es un elemento básico de la fe judía. Está mencionado muchas veces en las plegarias diarias, en las del Shabad y de las festividades. Como puedes no saber eso me deja, igualmente, en ascuas.

5. Contraponer la seguridad de la tierra contra la seguridad de las vidas de sus habitantes es una dicotomía falsa. La integridad de la tierra de Israel y la seguridad de sus habitantes son dos cosas que van juntas, que no se contradicen para nada. El sacrificio de la una implica automáticamente el daño a la otra. El concepto de “paz por territorio” es erróneo desde su primera formulación. La verdadera cuestión es de la propiedad de la tierra. Para los árabes Israel es una entidad invasora, y toda concesión les da a entender que tienen razón, y la ven como una reivindicación en su anhelo de “liberar” toda la “Palestina” – este nombre en su sentido previo a 1948.

6. El nombre de la tierra es “Eretz Yisrael”. El estado puede cumplir una función en esta, pero no puede reemplazarla. Si entender Eretz Israel, “Medinat Yisrael” carecería de razón de ser. Esto no es secundario, sino primordial.

7. Ni los cristianos, ni los musulmanes, tienen derechos políticos ni soberanos sobre Jerusalén. No hay motivos para concederles tal cosa. Y cabe recalcar que ni el Vaticano ni la Meca quedan en posesión de nadie más que las entidades religiosas exclusivas de los cristianos católicos y de los musulmanes, respectivamente. Es curioso como nadie cuestiona esto, mientras que busca imponerle al pueblo judío todo tipo de restricciones sobre Jerusalén en nombre de la “tolerancia”.

8. No existe ningún motivo para perpetuar la fobia antirreligiosa de Teodoro Herzl. Esa actitud de los judíos ultra asimilados alemanes de nada les sirvió para convencer a los alemanes gentiles de la humanidad de los judíos durante el ascenso del nazismo. El sionismo del siglo XIX no empezó con Herzl, sino con el rav Kalisher, varias décadas antes, y para cuando Herzl despertó Eliezer ben Yehuda ya publicaba un diario en hebreo en Jerusalén. Además, para Herzl las pampas de la Argentina o la jungla de Uganda eran alternativas viables a considerar – Eretz Yisrael no triunfó por su mérito, sino por la identidad colectiva del pueblo judío que nunca había perdido su nexo espiritual con esta.

9. La “solución” de “dos estados” queda, pues, en la papelera de la historia. Los propios árabes votaron en contra de esta cuando la “partición de palestina” les fue presentada a ellos y a todos los países miembros de las Naciones Unidas en 1947.

10. El pueblo judío tiene organizaciones, ciertamente. Y muchas organizaciones han probado ser completamente inútiles en momentos claves. Cabe recordar el silencio de las instituciones judías en América durante el Holocausto, que incluso cuando un grupo de rabinos ortodoxos, de barbas largas y sombreros negros, marchó a la Casa Blanca a pedir una intervención, estas tan respetables instituciones hicieron mofa de ellos con el mismo afán con el que me tildas hoy de “fundamentalista”.

11. Por último, te dejo esta para que la pienses bien: ¿Será que estoy “ensuciando al sionismo”, o será que lo estoy limpiando de la nefasta imposición de la minoría zurda que se cree representar al pueblo judío mientras que, en realidad, lo destruye con su empuje asimilador y su indebida vergüenza frente a al inmortal herencia que este le ofrece?

Shavua tov umvoraj,

Rafael V. Rabinovich

creo_en_la_democracia said...

Felicito a "Buena Prensa" por sus ideas tan lúcidas y sin extremismo.

Gente así es la que se necesita en Oriente medio, y no a fanáticos como Arafat o Rabinovich!

Rafael V. Rabinovich said...

Democracia, democracia...

Hacer click aca

MG said...

I Am Going to begin a serious effort to Get this to many Jewish Organizations. Would you mind if I put the other as "The Jewish People"? Because they will take it more seriously as a collaboration than as a single authorship.

Rafael V. Rabinovich said...

Acabo de borrar un comentario ofensivo. Me parece increíble que tenga que aclarar esto, pero por lo visto hay individuos con tamaña confusión que la aclaración se vuelve necesaria.

El tildarme de “nazi” es insultante y ofensivo, y el apelativo resulta completamente adverso a mi persona.

En la imaginación de ciertas personas mi insistencia de resolver el problema según el dictado de la Torá de alguna manera es visto como una propuesta de revertir roles, y hacer que los judíos se comporten como Nazis contra los pobrecitos árabes “palestinos”.

¿He hablado jamás de razas? ¿Podría acaso hallarse entre mis palabras descripción alguna de un nuevo Auschwitz para árabes en la tierra de Israel? ¿Dónde entre mis escritos se puede vislumbrar el delirio de la superioridad o pureza racial?

La verdad es que el tratar de establecer un paralelo, por remoto que fuere, entre lo que yo propongo y la infame ideología de los nazis, יש״ו, es tan ridículo, tan revirado, que no merece permitir un debate.

Supongo que quienes ponen semejantes comentarios en mi blog prefieren los horrores de la guerra eterna que los árabes se han propuesto para dañar a Israel y llevarlo a su destrucción. ¿Hay alguien en el mundo que aun se trague el mito del “proceso de paz” a la luz del evidente fraude que este constituye? Y eso de insistir con la impostura de un nacionalismo árabe “palestino”, cuya creación en concepto se remonta en realidad a la alianza del infame mufti de Jerusalén con el 3er Reich (¡hablemos de nazis!), no es algo con lo que me voy a dejar manipular ni intimidar.

Escribo en este blog por mis ansias de una paz verdadera, sin la espantosa impostura destructiva de la propaganda fascista que envenena tanto al mundo. Y no veo solución alguna fuera de la solución de la Torá. Hay que tener agallas para proponerla, por que tanta gente por ignorancia o cobardía no se atreven a hacerlo. Pero toda alternativa resulta infinitamente cruel.

Vemos lo que ha resultado de la infame “hitnatkut”, una rendición de territorios que ha resultado, como lo había advertido, en la creación de un Hamastán. Hoy por hoy se empuja a la extensión de Hamastán a los territorios liberados de Judea y Samaria. El resultado inmediato, Di-s nos libre, sería tornar a Jerusalén misma en una ciudad bajo fuego, como lo es hoy Sderot.

Quienes aun piensen que la OLP, llámese Fataj o “Autoridad Palestina”, son los buenos de la película, despierten y dense cuenta que son parte de la misma basura, del juego macabro creado para destruir a Israel.

No me voy a extender más por ahora. Y no me pongan más insultos que simplemente los borro. He advertido, y tengo toda intención de cumplir.